En Sudán, el interclasismo y el democratismo conducen la revuelta a la derrota
Lunes 3 de junio, luego de haber cortado la electricidad en el centro de la capital, Jartum, y bloqueado la red Internet, el Consejo Militar de Transición (CMT), instancia militar que dirige al país, envió comandos policiales y paramilitares a atacar el sit-in llevado a cabo delante del Cuartel General del ejército, iniciado varias semanas atrás, y a quitar las barricadas erigidas en diversos barrios. Los hospitales en que se encontraban los heridos fueron atacados por comandos que tomaron por blanco al personal médico, mujeres que fueron violadas, etc. Las fuerzas militares intervinieron también en otras ciudades del país: Nuhood, Atbara, Port Sudán, etc.
Al momento en que escribimos, las víctimas en la capital llegan a 116 muertos, (incluyendo los cadáveres encontrados en el Nilo) y varias centenas de heridos, más un número indeterminado de responsables políticos y militantes que fueron arrestados o desaparecidos.

*     *     *

Las manifestaciones habían comenzado en los primeros días del año pasado, contra el alza de los precios de la harina y del pan, como consecuencia de la imposición de las medidas de austeridad que exige el FMI, a fin de restablecer las finanzas del país. La secesión del sur del país ha hecho perder a Sudan el 75% de su producción petrolera, la cual es su principal exportación y su primer fuente de divisas, mientras que una gran parte de los productos alimenticios deben ser importados. Si el robo de las riquezas por parte de los círculos dirigentes (cuyos miles de millones son puestos en los cofres de los bancos occidentales), suscita una legitima indignación en la población, ello no hace más que agregarse a las consecuencias de la crisis capitalista internacional, la cual es la principal causa de los problemas económicos en Sudan. 

 Lo que puso el fuego a la pólvora fueron las nuevas alzas drásticas de los productos de primera necesidad (multiplicada por tres en el caso del pan) decretadas en diciembre, mientras que la inflación llega ya a un 60%, producto de la baja de subvenciones decretada bajo los concejos del FMI. Sus economistas contaban sin duda alguna con las capacidades represivas del régimen para hacer pasar estas medidas hambreadoras tan visibles. En efecto, hasta ahora, un potente aparato militar y policial ha podido aplastar a las diversas olas de manifestaciones y rebeliones ocurridas en Sudan desde el golpe de Estado en junio de 1989 que llevó al poder a Omar el-Bechir.
El régimen civil que fue derrocado se encontraba en plena crisis, a causa de su incapacidad para resolver el conflicto con el Sur que había provocado en esta región una hambruna en que morirán, según ciertas estimaciones de ONG, cerca de 250.000 personas. El nuevo régimen militar, que se apoya en organizaciones islamitas, prohíbe los partidos políticos, sindicatos y otras organizaciones no religiosas, purgó las filas del ejército, la política, y la función pública para eliminar a potenciales opositores, e impuso un código islámico (charia). Construyo un aparato represivo diversificado, con fuerzas paramilitares y milicias especializadas en la represión de los movimientos sociales y revueltas, como en Darfur.
Estas fuerzas represivas han sido incapaces de impedir que el descontento generalizado se tradujera en manifestaciones de masa; comenzadas en la ciudad de Atbar, rica de una historia de luchas obreras, dichas manifestaciones se extenderán por todo el país y rápidamente tomarán un giro político, exigiendo la partida de el-Bechir y la caída del régimen.
Finalmente, el 11 de abril, los militares se decidirán a destituir a el-Bachir y arrestar algunos de sus favoritos (1).
Después de discutir con las "Fuerzas para la Declaración de Libertad y Cambio", también conocidas como "Alianza para la Libertad y el Cambio" (AFC), los militares formaron el Consejo Militar de Transición. La AFC es una reunión de varias fuerzas de oposición formadas en enero de este año; reúne a la "Asociación de Profesionales Sudaneses" (SPA: organización de médicos, abogados y otras profesiones liberales, fundada en octubre de 2016), Fuerzas del Consenso Nacional (NCF), que incluye al PC sudanés, el partido Umma (un partido totalmente burgués que ha estado varias veces en el poder antes del régimen militar de al-Bashir), etc. El texto constitutivo de la AFC se llama "Declaración de Libertad y Cambio"; consta de dos puntos: la salida de el-Bashir y la formación de un gobierno provisional "compuesto por personas calificadas por su competencia y su buena reputación, representando a los diversos grupos sudaneses y reuniendo el consenso de la mayoría", que gobernaría durante 4 años, el momento de establecer una "estructura democrática sólida y organizar elecciones" (2). No hay nada allí que satisfaga las necesidades básicas de las masas desheredadas que se han movilizado para sobrevivir y no pueden esperar cuatro años. La presencia del PC no debe engañarnos: a pesar de su nombre, este partido es de hecho una organización nacionalista que, en el curso de su historia y a pesar de la represión que la ha golpeado, siempre ha apoyado al orden burgués y al Estado nacional.
Mientras que la desconfianza de las masas hacia los líderes militares, a pesar de las medidas adoptadas por la CMT, como el levantamiento del estado de emergencia, daba lugar a la instalación del sit-in ya descrito y a la reanudación de las manifestaciones, la AFC y la CMT iniciaron negociaciones. El 27 de abril, el principio de establecer un Consejo Conjunto para reemplazar a la CMT y gestionar una transición de 3 años parecía haberse establecido; pero el resultado fue difícil, ya que los líderes militares querían el control del Consejo y el 20 de mayo se interrumpieron las negociaciones. El apoyo de Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita (que prometieron $ 3 mil millones en asistencia a la CMT), reforzó la negativa de los militares a hacer concesiones significativas. Buscando confiar en los sentimientos religiosos todavía muy presentes, especialmente en el campo (la población sudanesa es predominantemente agrícola) estos lanzaron una campaña de opinión contra la AFC que lo acusaba de querer suprimir la Charia.
La AFC quiso replicar pidiendo una huelga general "pacífica" de 2 días, para los días 28 y 29 de mayo, una iniciativa que no compartió el partido Uumma. El SPA, que afirma tener organizaciones ferroviarias y de obreros en su seno, es el ala actuante de la Alianza; ha seguido multiplicando las declaraciones pacifistas, por el mantenimiento de la paz social y por la unidad interclasista de todos los sudaneses. Al presentar el llamado a la huelga general, trató de negar cualquier naturaleza subversiva: la huelga "solo obstaculiza a la CMT al advertir que podría reducirse a la impotencia de la noche a la mañana". Agregando: "a menos que recurra desesperadamente al uso de las armas y de la fuerza, perdiendo así toda legitimidad.  (...) Esto sería fácilmente rechazado por nuestro antídoto pacífico y nuestra unidad armoniosa, como ha sido comprobado repetidamente por nuestra práctica y nuestra experiencia" (3).
Pero tan pronto como terminó la huelga general, la CMT reaccionó desatando la represión y los líderes militares declararon que las negociaciones habían terminado y que ellos mismos organizarían las elecciones. ¡Miseria de las ilusiones de la democracia pequeñoburguesa! El SPA solo pudo responder lanzando llamamientos desesperados al ejército para defender a los manifestantes (!) (4), mientras que la Alianza declaró que estaba lanzando una "escalada de la revolución" que consistía esencialmente en decidir detener las negociaciones (¡ya interrumpidas por los militares!) y pedir a los grandes Estados imperialistas que presionen a la CMT ...
Después de la represión a principios de esta semana, la Organización por la Unidad Africana (actualmente presidida por Egipto) envió al Primer Ministro etíope, Abiy Ahmed, el 8 de junio a actuar como "mediador" entre el ejército y los opositores de la Alianza. Ahmed de nuevo se fue, después de dar bellos discursos sobre la democracia    ... pero la represión continuó, incluso abatiéndose sobre los líderes políticos de la Alianza que habían conocido al ministro etíope.
El Consejo de Seguridad de la ONU intentó presentar una resolución para pedir el fin de la violencia, pero Rusia y China se opusieron. Los Estados Unidos, temiendo un nuevo brote de inestabilidad, le pidieron a Arabia Saudita que use su influencia en la CMT para calmar la situación.
Sudán tiene una importancia estratégica evidente, debido a su posición en el Mar Rojo y entre Egipto y Etiopía. Despierta los intereses de las potencias regionales en conflicto y el imperialismo mundial. Anteriormente cercano a Irán, el régimen de el-Bashir había reanudado relaciones con Arabia Saudita y Egipto hasta el punto de enviar un contingente para participar en la guerra en Yemen. Hoy, según un comunicado oficial francés, Arabia Saudita "apoya política y financieramente a las fuerzas armadas saudíes". El año pasado, Estados Unidos levantó sus últimas sanciones (¡contra un régimen que habían acusado de genocidio en Darfur!) Y estableció un centro de la CIA en Jartum. La Unión Europea había hecho acuerdos con ella para detener la emigración (Sudán es un punto de cruce), reforzando la milicia y, por lo tanto, la naturaleza represiva del régimen. China, pero también Turquía y Rusia, están interesadas en la situación en Sudán. En resumen, Sudán representa un concentrado de contradicciones intercapitalistas. Todos estos Estados burgueses buscan e intentarán influir en lo que sucede allí.
Los proletarios de otros países también deben estar interesados; deben mostrar su solidaridad con el proletariado y las masas pobres de Sudán, comenzando por denunciar las acciones de "su" burguesía, mientras esperan tener la fuerza para demostrar en la lucha contra el capitalismo una verdadera solidaridad de clase activa.

*     *     *

Gilbert Achcar, el "especialista" de Oriente Medio para la Cuarta Internacional (ex SUQI), escribe en un artículo que la superioridad del movimiento sudanés en relación con el movimiento argelino consiste en tener una "dirección política excepcional" – la Alianza, en la que la SPA "ocupa un lugar central" –, mientras que una dirección política está ausente en Argelia (5).
¡Pero esta llamada dirección política excepcional solo puede llevar al movimiento a la derrota, debido a su naturaleza social esencialmente pequeñoburguesa, y a sus orientaciones democráticas, pacifistas e interclasistas!
Al concluir su texto, Achcar cita con aprobación un artículo del Financial Times, el órgano de los círculos financieros de la City de Londres, donde se dice que el movimiento en Sudán recuerda la situación en Rusia en 1917, después de la caída del Zar. No es por azar que nuestro trotskista "olvidara" que en 1917 en Rusia había un partido que estaba luchando contra la dirección democrática burguesa: el trotskismo degenerado de hoy ha dado la espalda por completo a las posiciones de clase y a los principios marxistas para unirse al democratismo burgués.
El Partido Bolchevique luchó duramente para que el proletariado rompiera con la unión interclasista, dejara de seguir las orientaciones burguesas y asumiera la dirección de la lucha sobre bases de clase – única forma de arrastrar detrás suyo a las masas explotadas y oprimidas de las ciudades y el campo contra el poder burgués, en lugar de estar a la zaga de la pequeña burguesía.
Sin una vanguardia que rechace el interclasismo, que luche contra las orientaciones democráticas burguesas y que conquiste la dirección de la lucha proletaria, es decir, sin un partido revolucionario comunista, firmemente organizado y políticamente sólido, los proletarios se encuentran desarmados frente a la burguesía; condenados en el mejor de los casos a ser utilizados por otros, y en el peor a ser víctimas del enemigo de clase.
Los acontecimientos actuales plantean con fuerza imperiosa la necesidad de este partido proletario internacionalista e internacional. No se constituirá automáticamente, pero será el fruto del esfuerzo de los proletarios más conscientes empujados a buscar una brújula segura para guiarlos en su lucha; esta brújula es el auténtico programa comunista que nuestra corriente ha restaurado y defendido contra todas las desviaciones, y gracias al cual trabajamos para reconstituir este órgano de combate de la clase proletaria, sin el cual los tesoros de combatividad se pierden en vano.
¡Solidaridad de clase con los proletarios y las masas oprimidas de Sudán!
¡Por la reconstitución internacional del partido revolucionario de clase!
 





(1) La información según la cual el-Bechir habría sido apresado es considerada por la población como una mentira de los militares.
(2) https://www.sudaneseprofessionals.org/en/declaration-of-freedom-and-change/ Los diferentes partidos de oposición que participan en la Alianza se encuentran esencialmente presentes en la emigración y estiman que se necesitara mucho tiempo para implantarse en el país.
(3) Comunicado del 26/5
(4) Comunicado del 3/6
(5) Ver « Le Soudan et l’Algérie reprennent-ils le flambeau du “printemps arabe” » (¿Recogen Sudán y Argelia la antorcha de la “primavera árabe”?), Le Monde Diplomatique, junio 2019.
Partido Comunista Internacional (El Proletario)
10 de junio de 2019
www.pcint.org

ARCHIVO

Traduce-Translate-Μετάφραση

Etiquetas

comunicación proletaria solidaridad internacional internacionalismo grecia chile solidaridad con lxs presxs contra la represión anticapitalistas acción directa comunistas lucha de clases textos protestas sociales Territorio Mapuche english estado español (españa-XPAIN) méxico Alemania Argentina internacionalismo proletario memoria Venezuela detenidas Shile francia guerra de clases solidaridad proletaria internacionalista EEUU kurdistán okupacion presos políticos análisis feminismo por el comunismo / por la anarquia Italia Palestina Rojava anarquistas disturbios migrantes noticias oaxaca Siria Ukrania anticarcelario antipatriarcado contra el capital contra el trabajo contra la democracia antifascismo brasil fotos francés guerra a la guerra huelga general huelgas lucha revolucionaria mujer policía asesina solidaridad proletaria contra caridad cristiana 1º de mayo Barcelona Mediterráneo Turkia comunicados contra el estado policial contra el nacionalismo contra la patria expropiación guerra social huelga de hambre insurrección lucha proletaria pintadas refugiados revueltas República Dominicana UK Uruguay antimperialismo caribe contra el fascismo contra la sociedad cárcel contra las elecciones defensa de la tierra desalojos son disturbios haití lucha obrera lucha social revolución comunista trabajadores y estudiantes Ecuador Egipto Polonia Portugal Rusia atentados bélgica chalecos amarillos contra el reformismo y el oportunismo contra la burguesía desaparecidos euskalherria indepedencia de clase libertad para todxs reflexión solidaridad de clase trabajadores en lucha violencia revolucionaria África 8 de marzo Catalunya Chequia G20 Israel Paraguay República Checa ZAD américa del sur antimilitarismo de clase antinazis autonomía de clase brigadas internacionales contra el mundial de fútbol contra la iglesia católica contra la religión contra las fronteras contra las ongs cuba despidos extradicción grupos autónomos historia irak no borders pegatas perú proletarixs internacionalistas protestas revolución social sabotajes santiago maldonado saqueos teoría terrorismo un patriota un idiota América del norte Arabia Saudí Argelia Bosnia Bulgaria CNA China Cibao Claudio Lavazza Colombia Corea del Norte DIY Filipinas Flora Sanhueza Gabriel Pombo da Silva Golpe de estado Gran Bretaña Hambach Forest Hong Kong India Kosovo Liberia Marcelo Villarroel Marco Camenish Nicaragua Portland Punki Mauri Presente! RIF Sebastian Oversluij Sudán Suiza Tunez Túnez Val di susa Vietnam Yemen Zaragoza agitación angry anticapitalismo antidesarrollismo antirracismo ateismo autodefensa barrios proletarios berlín caja de resistencia ccf censura contra el fracking contra la guerra contra la reforma laboral contra la unidad nacional contra las olimpiadas crítica de la ideología deconstrucción derecho al aborto derecho de autodeterminación derrotismo revolucionario dirección donbass día del joven combatiente encuentros exarchia exilio feminicidio feria gilets jaunes guerra comercial guerra sucia indymedia interseccional ioannina jornadas jornadas anárquicas kobane latinoamérica marruecos minería no Tav normalistas organización organización anarquista programa propaganda. affiche pueblos originarios registros resistencia revolución internacional revolución socialista san francisco somos lxs nietxs de las brujas que nunca pudisteis quemar turismo = miseria social zapatista